Qué es una propuesta de valor, cómo se hace y ejemplos prácticos

En la actualidad, son numerosas las empresas que no saben explicar de forma concisa a su público cuál es su función. Por lo tanto, su propuesta no es sólida, y no genera la conversión de usuarios a clientes. Si quieres evitar cometer este mismo error con tu empresa, continúa leyendo este artículo.

Te explicamos qué es una propuesta de valor y consejos para elaborarla de forma adecuada y exitosa. Además, conocerás algunos ejemplos que te ayudarán a aclarar mejor el tema.

¿Qué es la propuesta de valor?

Es el mensaje expuesto por una empresa de forma articulada para declarar el valor ofrecidoa sus consumidores. En este se presenta claramente cómo la oferta beneficia al usuario resolviendo su problema y mejorando su situación. Cada marca es creada con un propósito, y es el para qué lo que se aclara en el texto.

No consiste en solamente explicar lo que se hace en la plataforma. La propuesta de valor es como una promesa que hace la marca en base a lo que procura con sus servicios. Si se trata de una tienda online, este mensaje es el que motiva al visitante a continuar navegando por ella y comprar.

Reforzar esta propuesta es una gran alternativa para mejorar la presencia digital de tu negocio. Para que los resultados sean eficaces, el mensaje debe llenar ciertos objetivos:

  • Explicar cómo es posible que tu producto o servicio resuelva o mejore la situación de tus clientes.
  • Otorgar beneficios de forma específica que se puedan medir.
  • Convencer al visitante con buenas razones por las cuales le conviene ser consumidor en tu empresa en lugar de la competencia.

¿Cómo elaborar una propuesta de valor?

Propuesta de valor

Antes de saber cómo se hace una propuesta de valor debes conocer cuáles son sus principales beneficios. También lo que necesitas para elaborarla, incluyendo los métodos, y la forma correcta de evaluarla. En esta sección te explicamos cada aspecto a fin de que obtengas buenos resultados.

Categorías de una propuesta

El valor de la propuesta que realices se relaciona estrechamente con las ventajas que ofrecen tus productos o servicios. De allí la importancia de tener en consideración este aspecto al comenzar a redactar tu mensaje.

Generalmente, los consumidores se centran en 4 beneficios básicos al momento de analizar ofertas, estos son:

  • Mayor calidad.
  • Mejor precio en relación con la calidad.
  • Buen estilo de vida.
  • Producto completamente imprescindible.

Es importante que tu propuesta de valor destaque al menos uno de estos beneficios para captar la atención de los visitantes. De esta forma, tendrás una conversión de clientes prácticamente asegurada.

Elementos básicos en una propuesta

Hablando de forma concreta, se puede decir que la propuesta de valor de cualquier compañía consiste en un bloque de texto. El mismo va acompañado por anexos y elementos invitantes. Gracias a ello, el usuario puede identificar claramente cuál es el valor que tu empresa ofrece.

Al realizar la composición de tu propuesta, hay una estructura estándar que favorece una lectura intuitiva y práctica. Es importante que la misma le ofrezca al consumidor toda la información que necesita en pocos fragmentos, de la siguiente forma:

  1. Título: Crear una frase corta y directa, que destaque el beneficio final ofrecido por tu empresa y capte inmediatamente la atención del lector.
  2. Párrafo pequeño o subtítulo: Debe responder de forma directa qué es lo que ofrece tu marca, para quiénes es la oferta y por qué es útil.
  3. Listado de puntos clave: Las listas crean un buen efecto visual, por ello se recomienda destacar en una 3 características o beneficios de tu oferta.
  4. Imágenes de calidad: Aunque el texto es muy importante, las imágenes sin duda se destacan por encima de este. Una imagen bien elaborada habla por sí sola acerca de la reputación de tu empresa.

Finalmente, efectúa la revisión para asegurarte de que esté completamente optimizada y aclare todas las dudas de los consumidores. Al hacerlo, observa si has respondido preguntas como estas:

  • ¿Cuál es el servicio o producto que vendes?
  • ¿Qué beneficio final proporciona tu oferta?
  • ¿A qué mercado y clientes están destinados tus productos?
  • ¿Por qué tu oferta es diferente y única?

Consejos a seguir durante el diseño

Hay varios consejos que resultan bastante prácticos si los tienes en consideración al diseñar tu propuesta de valor. Los más esenciales y que influyen directamente en los resultados obtenidos con ella son:

  • La claridad debe estar por encima de todo.
  • El lenguaje que utilices tiene que ser fácil de comprender para cualquier lector.
  • Procura que la longitud del texto no sea excesiva.
  • Escoge tipografías atractivas.
  • Agrega incentivos, como descuentos o entrega gratis.
  • No emplees la propuesta como si de tu eslogan se tratara.

Asimismo, aclara la ventaja que ofrece tu empresa en comparación con la competencia, evitando usar lenguaje técnico o superlativo. Además, es importante que elabores una propuesta general de tu marca, y otra más específica sobre tu producto.

Constancia en la evaluación

El análisis y evaluación constante de tu propuesta es muy importante al determinar el rendimiento de la misma. Hay dos métodos que puedes utilizar para realizar este proceso.

El primero es el Test A/B, siendo la opción más fácil al hacer la valoración. El método consiste en elaborar dos propuestas y medir su rendimiento en términos de ventas y conversión.

La otra alternativa es crear campañas de publicidad en Google o Facebook. Puedes establecer anuncios con distintas propuestas de valor y comparar cuál te da mejores resultados.

¿Dónde colocarla?

Si bien es generalmente utilizada en las páginas principales o webs oficiales, la idea es agregarla en todas las plataformas posibles. Por ello, puedes colocarla en tu web, videos corporativos, anuncios, correos y redes sociales. De esta forma, la presencia de tu empresa será llamativa sin importar dónde la observen.

Recuerda que, como es una promesa, la propuesta de valor no cambia, solamente se adapta al medio y momento.

¿Qué no hay que hacer?

Hay dos reglas básicas utilizadas en la construcción de marcas exitosas: la realidad del producto y la coherencia. Por lo tanto, nunca incumplas estas normas si quieres triunfar en la creación de tu propuesta.

Con respecto a la realidad, la regla establece que una marca o empresa no debe prometer nada que no pueda efectuar. Es decir, la promesa que hagas en tu mensaje tiene que ser correspondiente a la capacidad de tu negocio para cumplirla. De esta manera, evitarás engañar y defraudar a tus clientes.

Asimismo, refiriéndonos a la coherencia, es importante que las acciones de la marca estén de acuerdo a la propuesta en todo momento. De no ser así, será poco creíble, lo que generará desconfianza y pérdidas. Por ello, ten presente tu mensaje cada vez que planees hacerle publicidad a tu web.

Ejemplos de exitosas propuestas de valor

Propuesta de valor importancia

Ya te dimos a conocer distintos consejos que te ayudarán a crear una buena propuesta de valor. Estas sugerencias son la base de muchas propuestas exitosas, y aquí te hablaremos de algunas de ellas. Destacan por ser simples y efectivas, produciendo un enorme éxito a las empresas propietarias.

 Spotify

La propuesta de valor creada por esta plataforma es sumamente minimalista y sencilla, siendo en gran parte la razón de su éxito. Su mensaje comienza explicando de forma contundente lo imprescindible del beneficio que otorga, como lo es escuchar música. Lo logra al utilizar la sencilla frase “Escuchar lo es todo”.

Luego, se encuentra un subtítulo que robustece el beneficio anterior por medio de dos variantes. Comienza ofreciendo calidad de contenido al decir “Millones de canciones y podcasts”. Además, garantiza la facilidad de pago, destacando que “No hace falta tarjeta de crédito”.

Para terminar, ofrece un incentivo prácticamente irresistible: Conseguir Spotify free. De esta forma, la propuesta se ve completamente reforzada y capta la atención de sus lectores.

Evernote

Este famoso recogedor de notas se destaca por haber elaborado un mensaje bastante eficaz. Su propuesta explica los beneficios del programa de forma clara, haciendo referencia a mejores notas y una búsqueda veloz.

Por otro lado, incorpora una imagen que subraya la versatilidad y movilidad. La misma muestra que la aplicación puede ser utilizada en ordenadores y móviles. Además, en la propuesta se enlistan una serie de funciones que diferencian al programa de otros similares.

Por último, la efectividad se ve complementada por el botón “Regístrate de forma gratuita”, siendo un gran incentivo adicional.

Asana

La propuesta de valor de esta aplicación responde específicamente a los requerimientos del trabajador actual. Gracias a ello, se ha convertido en una de las más populares en el ámbito profesional.

Al utilizar la expresión “Olvídate del trabajo tedioso”, ofrece un estilo de vida nuevo. Además, el párrafo corto resume y define de forma concisa los beneficios ofrecidos por la App. Asimismo, la imagen acompañante destaca la diversidad que caracteriza a la aplicación de manera concreta.

Por otro lado, el botón “Pruébalo gratis” motiva a la acción, por lo que es un buen incentivo para el usuario.

Deja un comentario

× ¿Hablámos?